martes, 10 de agosto de 2010

ANTICOAGULANTES

En medicina y farmacia, un anticoagulante es una sustancia endógena o exógena que interfiere o inhibe la coagulación de la sangre, creando un estado prehemorrágico, se pueden dividir en:
Anticoagulantes de acción directa: aquellos que por sí solo son capaces de inhibir la cascada de coagulación.
Anticoagulantes de acción indirecta: son aquellos que mediante su interacción con otras proteínas o actuando en otras vías metabólicas, alteran el funcionamiento de la cascada de coagulación.
Los anticoagulantes de mayor uso dentro de los laboratorios de análisis clínicos son tres y estos pueden ser líquidos o liofilizados.

HEPARINA.
Es anticoagulante excelente y natural. Es el mejor anticoagulante (seco) cuando se busca reducir al mínimo la hemolisis (por ejemplo, para mediciones de electrolitos y estudios de la fragilidad de glóbulos rojos). Produce una coloración azul difusa.
La heparina es un carbohidrato ácido complejo; puede obtenerse bajo forma de sus sales de sodio, calcio o amonio. Se utiliza para las gasometrías (análisis de gases en sangre).
No altera el tamaño de los eritrocitos (hematocrito).
Actúa formando un complejo con la antitrombina III del plasma; que inhibe la actividad de la trombina (trombosis) sobre el fibrinógeno u otras etapas de la activación de los factores de la coagulación.
No es satisfactoria para recuentos leucocitarios o plaquetarios debido a que produce agregación celular.

OXALATO DE POTASIO.
El oxalato de potasio solo se utiliza frecuentemente como anticoagulante en bioquímicos. Se utiliza 0.01ml de una solución al 30 por 100 para cada ml de sangre.
• Oxalato de sodio y potasio.
Los oxalatos de amonio y de potasio se utilizan bajo forma de la mezcla de 3 partes del primero y dos partes del segundo (mezcla de Heller) y Paul de Wintrobe. La sal de amonio aumenta el volumen de los glóbulos rojos y la de potasio lo disminuye.
Con la proporción utilizadas, los eritrocitos no se alteran, actúan por fijación de calcio.

ACIDO ETILENDIAMINATETRAACETICO (EDTA).
El EDTA se utiliza a una concentración de 1-2 mg/ml de sangre y es el anticoagulante preferido para los recuentos celulares y los estudios morfológicos cuando nos es posible hacer directamente extensiones a partir de sangre fresca.
El EDTA evita la agregación plaquetaria y es el anticoagulante para el recuento plaquetario. No afecta la morfología de las células hemáticas. No modifica la velocidad de sedimentación globular.
Se le llamo secuestreno ya que secuestra al calcio y la separa de la cascada de la coagulación, impidiendo que la sangre se coagule.
Se prefiere la sal tripotásica a la disódica, ya que es mas soluble y ello hace más efectiva la mezcla del anticoagulante con la sangre. Impide que las plaquetas se aglutinen.

CITRATO.
El citrato trisódico se utiliza para la coagulación de la sangre y estudios de la función plaquetaria, su función es precipitar al ion Calcio. La proporción es una parte de 3.8 o 3.2% de solución acuosa y 9 partes de sangre total. En la actualidad se utiliza el citrato tamponado (citrato sódico y acido cítrico) porque ayuda a estabilizar el pH del plasma.
Velocidad de sedimentación globular de Westergren, para estudiar los trastornos de la coagulación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada