martes, 7 de septiembre de 2010

INDICES HEMÁTICOS

HEMOGLOBINA.


La hemoglobian (HB), componente principal de los globulos rojos, es una proteína conjugada que sirve de vehículo para el transporte de oxígeno y de CO2. Totalmente saturada, cada gramo contiene alrededor de 1,34 ml de oxígeno.

Una molécula de hemoglobina consta de dos pares de cadenas polopeptídicas (globina) y cuatro grupos prostédicos hem, que contienen cada uno un átomo de hierro ferroso. Cada grupo hem se localiza precisamente en una determinada zona de una de las cadenas de polipéptidos. Localizando cerca de la superficie de la molécula, el hem se combina de forma reversible con una molécula de oxígeno o dióxido de carbono.

La principal función de la hemoglobina es el transporte del oxígeno de los pulmones, donde la tensión del oxígeno es elevada, hacia los tejidos, en donde es baja. A una tensión de oxígeno de 100mm Hg en los capilares pulmonares, el 95 a 98% de la hemoglobian se cambian con el oxigeno. En los tejidos, donde la tensión del oxígeno puede descender hasta 20mm Hg, el oxígeno se disocia fácilmente de la hemoglobina en este caso, menos de un 30% puede permanecer combinado con la hemoglobina.

La Hemoglobina (HB) reducida es hemoglobina con hierro no asociado al oxígeno. Cuando cada grupo hem se asocia con una con una molécula de oxígeno, la hemoglobina corresponde a oxihemoglobina (HbO2). Tanto en la Hb reducida como en la HbO2, el hierro permanece en estado ferroso. Con el hierro oxidado al estado férrico se forma metahemoglobina (hemoglobina; Hi) y la molécula pierde la capacidad para transportar oxígeno o dióxido de carbono.

La hemoglobinometría es la medida de la concentración de la hemoglobina en sangre. La anemia, una disminución de la concentración de hemoglobina por debajo de lo normal, del recuento de eritrocitos o del hematócrito, constituye una alteración muy corriente y una frecuente complicación de otras enfermedades. El diagnóstico clínico de anemia basado en la estimación del color de la piel y de las mucosas visibles, es de poca garantía. Para hacer la cosa más complicada, la anemia suele estar enmascarada en muchos procesos por otras manifestaciones. En una extensión limitada pueden aplicarse consideraciones similares a procesos con valores de hemoglobina anormalmente elevados. Por todas estas razones, la estimación correcta de la hemoglobina de la hemoglobina es importante y una de las pruebas habituales que debe llevarse a cabo prácticamente en todos los pacientes.

HEMATÓCRITO.

El hematocrito, de una muestra de sangre es la relación del volumen de eritrocitos, con el de la sangre total. Se expresa como un porcentaje o, preferiblemente, una fracción decimal. Las unidades (L/L) están implícitas. El hematocrito venoso coincide estrechamente con el obtenido por punción cutánea; ambos son mayores que el hematocrito corporal total. La heparina seca, el oxalato equilibrado o el EDTA resultan satisfactorios como anticoagulantes. El hematocrito se puede medir directamente por centrifugación con macrométodos o micrométodos, o de forma indirecta como el producto del VCM x recuento de hematíes en aparatos automáticos.

INDICES ERITROCITARIOS.

Wintrobe introdujo los cálculos para la determinación del tamaño, contenido y concentración de Hb en los glóbulos rojos; estos índices de los eritrocitos han resultado útiles para la caracterización morfológica de las anemias y pueden calcularse a partir del recuento de glóbulos rojos, de la concentración de hemoglobina y del hematocrito.

Volumen corpuscular medio (VCM).

El VCM es el medio de los eritrocitos y se calcula a partir del hematocrito (Hto, volumen del concentrado celular) y del recuento de los eritrocitos. VCM = Hto x1.000/eritrocitos (en millones por µ1), expresando en femtolitros o µm3. Si el hematocrito = 0,45 y el recuento de eritrocitos = 5 x 1012/l, 1 l contendrá 5 x 1012 eritrocitos, que ocuparán un volumen de 0,45l. El VCM = 0,45/ 5 x 1012 = 90 x 10-15 l (fl); femtolitro (fl) = 10-15 l = 1 µm3.


Hemoglobina corpuscular media (HCM).

La HCM es el contenido (peso) de Hb en el promedio de eritrocitos; se calcula a partir de la concentración de Hb y el recuento de eritrocitos: HCM = Hb (en g/l) / eritrocitos (n millones / µl) expresado en picogramos. Si la Hb = 15g/dl y el recuento de eritrocitos es de 5 x 1012/l 1 l contiene 150g de Hb distribuidos en 5 x 10 12 células.

HCM = 150g/5 x 1012 = 30 x 10-12g (pg)

Un picogramo (pg) = 10-12g = 1 µµg.

Concentración corpuscular media de hemoglobina (CHCM).

La CHCM es la concentración media de Hb en un volumen determinado de concentrado de eritrocitos. Se calcula a partir de la concentración de Hb y del hematocrito.

CHCM = Hb (en g/dl)/Hto, expresado en g/dl

Si la Hb = 15 g/dl y el Hto = 0,45,

CHCM = 15g/dl/0,45 = 33,3 g/dl


 
Los índices se determinan de manera algo distinta con aparatos de impedancia eléctrica. El VCM se deriva de la altura media de los impulsos de voltaje formados durante el recuento de glóbulos rojos, y la Hb se mide por la densidad óptica de la HiCN. Los otros tres valores se calculan: Hto = VCM x eritrocitos;

HCM = Hb/eritrocitos; CHCM = Hb/Hto.

Los valores de referencia para los índices dependerán de si se determinan a partir del hematocrito centrifugado o de contadores celulares. En los individuos normales serán similares si ambos se corrigen para el plasma retenido. Sin embargo, dado el incremento de plasma retenido en las anemias hipocrómicas y en la anemia de células falciformes, la CHCM, calculada a partir del microhematócrito, será significativamente más baja que la derivada de los contadores de impedancia eléctrica.

Con el modelo Coulter S-Plus IV, nuestros intervalos de referencia del 95% para adultos normales son los siguientes: VCM=80 a 96 fl; HCM= 27 a 33 pg: y CHCM= 33 a 36 g/dL. En una persona sana, la variación es muy escasa y no supera más de más menos 1 U en cualquiera de los índices. Las desviaciones del valor de referencia para un individuo o de los intervalos de referencia para las personas normales son útiles particularmente para caracterizar los tipos morfológicos de la anemia. En las anemias microcíticas, los índices pueden llegar a ser bajos, de sólo 50fl para el VCM, 15 pg para la HCM y 22 g/L par la CHCM; en general no disminuyen más. En las anemias macrocíticas, los valores pueden llegar hasta niveles de 150 fl para el VCM y 50 pg para HCM, pero la CHCCM da valores normales o reducidos. Este último valor sólo aumenta en la esferocitosis y raras veces supera los 38 g/dL.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada